En homenaje a ilustres pioneros de El Bolsón es el nombre de las cabañas Babil y Ambrosia, nuestros abuelos. Las otras dos, Bil y Jovita, llevan el nombre de nuestros padres.

Marina Azcona (hija de Bil y Jovita) y Carlos Sebrié, sus hijos (Malvina, Lucas y Mariano), constituyen la familia que decidió realizar el emprendimiento emplazado en la tierra que fuera de los abuelos, luchadores incansables de aquellos tiempos.

Por ello que mejor modo de homenajearlos que las cabañas lleven sus nombres y que nos llenemos de orgullo cuando quien nos visite nos pregunte quienes fueron.